Escuela de Formación en Cipolletti realza el trabajo territorial y el trabajo Cooperativo

14358797_1764981443744216_574804176267783195_n

46 compañerxs de distintos organizaciones sociales viajaron a la ciudad de Cipolletti a la Escuela de Organizaciones Comunitarias y Economía Popular que realizó la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (http://ctepargentina.org/) en la  provincia de Río Negro, Argentina.

A su llegada el día jueves 8 de septiembre fueron recibidxs por los dirigentes del Barrio Obrero quienes extendieron una invitación a los compañeros y compañeras que habían recién llegado para sumarse a una movilización hacia la municipalidad de Cipolletti por el aviso de desalojo que amenaza a las más de 600 familias que habitan el barrio.

Según las impresiones de Marcelo Reyes, miembro de la cooperativa de trabajadores Centro Alerta, una de las lecciones más importantes que se pueden recoger de esta experiencia tanto de los compañeros de Barrio Obrero como de la CTEP, es que nada han logrado sin la movilización. La tradición piquetera está muy presente en todo el accionar de estas organizaciones, y movimientos, pero junto a esa actitud de lucha, y de movilización, también han desarrollado la capacidad de proponer soluciones. Ya no se trata de exigir al estado y dejar que este resuelva bajo sus criterios, y sus tiempos, hay una vocación y una capacidad de exigir soluciones concretas pero ahora construidos bajo los criterios, tiempos y autogestion que el conjunto de la organización o el movimiento haya definido.

Desde el año 2009, el Barrio Obrero viene levantando las demandas habitacionales de pobladores y pobladoras del sector. Aquel grupo de personas buscó encontrar la forma de autogestionar el laburo interno del barrio y externo para el desarrollo de la cuestión política. En un inicio fueron 20 manzanas cada uno con su respectivo delegado. Asambleas diarias que definen los pasos a seguir y una mayoría de mujeres, las que caracterizaron el movimiento con un énfasis eminentemente feminista. Trabajan en apoyo con el movimiento La Dignidad, quienes abastecen desde Buenos Aires a los comedores comunitarios del barrio obrero que ostenta a 622 familias en un total de 4000 personas.

Fue un total de 80 personas aproximadamente las que asistieron a la escuela de formación entre las que se encontraban delegaciones de otras localidades de Argentina. En su primera jornada la dirigente del Barrio Obrero Lila Calderón hizo a todxs lxs presentes una introducción histórica a como ha sido el proceso del levantamiento del barrio obrero. Se destaca la importancia del vínculo entre las organizaciones territoriales y el factor productivo como un elemento relevante al momento de plantear la lucha de pobladores.

Otras de las actividades que realizaron lxs compañerxs fue la visita a la fábrica de cerámicas ZANON, que desde el año 2002 se encuentro bajo el control de sus trabajadores. Se hizo una minga en donde se realizó el aseo de la sede central donde se encuentra la casa de Lila y el comedor comunitario. Se desmalezó y se limpió distintas zonas de barrio a lo que se sumó el trabajo en uno de los huertos del lugar.

Durante la escuela lxs asistentes pudieron entender cómo el trabajo que ha hecho la CTEP ha planteado, lo que en chile se llama “el trabajo por cuenta propia” como parte del escenario laboral formal. En ese sentido, reivindicar derechos básicos a cartoneros, recicladores, coleros, maestros, etc, y tantos otros invisibilizados por las estructuras del capital que los margina y que en el caso de nuestro país, los llega a criminalizar.

El trabajo de los compañerxs de Barrio Obrero en conjunto con el Movimiento La Dignidad pasa por un planteamiento de la autogestión que mira en los recursos del estado un elemento de disputa que está siendo arrebatado a diario por políticos y grandes empresarios. En consecuencia la idea de arrebatar esos recursos y ponerlos a disposición, administración absoluta y autónoma de la comunidad plantea una gestión que interviene un estado que se sustenta del pago de los impuestos de la comunidad pero que está siendo robado a manos llenas a diario.

Se ve a la Economía Popular como un elemento que tiene el ímpetu de reunir la capacidad organizativa acumulada en los territorios y responder a las necesidades materiales de la comunidad. Cuestionar las formas en que reproducimos las condiciones materiales de nuestra vida y vislumbrar nuevas estrategias que permitan una autogestión y sustentabilidad efectiva.

Revisa el registro fotográfico de la actividad en el siguiente Link.

Registro Escuela Economía Popular – Cipolletti, Argentina 2016

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No soy robot *